SER Blog  Casos de éxito y Soluciones

La gestión de la cadena de suministro y cómo optimizar la tuya

Una buena gestión de la cadena de suministro es absolutamente imprescindible para que esta funcione a la perfección. Te explicamos las tareas, componentes, beneficios y objetivos más importantes de la gestión de la cadena de suministro y te contamos cuáles son las herramientas y tecnologías que necesitarás para modernizarla.

Definición: ¿Qué es la gestión de la cadena de suministro?

La gestión de la cadena de suministro, o SCM (por sus siglas en inglés), es la planificación y gestión de todos los flujos de productos e información a través de la cadena de valor. Su objetivo es coordinar y, lo que es más importante, optimizar, todos los procesos logísticos internos e interempresariales dentro de la cadena de suministro.

La cadena de suministro

La cadena de suministro cubre el espectro completo de actividades esenciales para fabricar productos y hacerlos llegar al cliente. Empieza con la adquisición de materias primas y componentes individuales, sigue con la producción de productos intermedios y termina con la entrega del producto final al cliente final.

La colaboración es clave

La estrecha colaboración con todos los partners en la cadena de suministro desempeña un papel importante en su gestión, ya sean proveedores, fabricantes, distribuidores, comerciales o, por último, aunque no por ello menos importante, el cliente. Todo ello contribuye al buen funcionamiento de la cadena de suministro, del que se benefician todos los stakeholders.

Consejo: El siguiente vídeo ofrece un vistazo rápido de la complejidad de la cadena de suministro. Descubre qué conforma una cadena de suministro y por qué es clave gestionarla adecuadamente.

Gestión de la cadena de suministro o logística?

Aunque a menudo se usan indiferentemente los términos «gestión de la cadena de suministro» y «logística», ¡no son lo mismo! La gestión de la cadena de suministro supone un seguimiento integral en toda la empresa de la cadena de suministro, sus procesos y las partes implicadas. La logística, por otro lado, es la gestión y coordinación del flujo de productos e información dentro de la empresa.

Cada empresa tiene sus propios procesos logísticos para la adquisición, la producción y la distribución. Recae sobre la gestión de la cadena de suministro planificar estos procesos a lo largo de toda la cadena de suministro, desde el primer proveedor hasta el último cliente. La logística es, por lo tanto, solo una parte de la gestión de la cadena de suministro.

Componentes clave de la gestión de la cadena de suministro

La cadena de suministro está conformada por una gran variedad de tareas y componentes, entre los que encontramos:

Relaciones con los proveedores

La gestión de proveedores, es decir, crear y cultivar relaciones con los proveedores, es una tarea central de la gestión de la cadena de suministro, ya que supone la base para una colaboración provechosa y un intercambio fluido de información. Su propósito es analizar y mejorar continuamente los procesos relacionados con los proveedores.

Logística

Uno de los objetivos de la cadena de suministro es estructurar los procesos logísticos de la forma más eficiente y efectiva posible. Las tareas clave incluyen la logística de adquisición (asegurarse de que se adquieren los materiales), la logística de producción (fabricar productos eficientemente y con costes competitivos), la logística de almacén (almacenar productos de forma segura y costoeficiente), la logística de distribución (distribuir productos a clientes y comerciales) y la logística de gestión de residuos (desechar los residuos y materiales no necesarios).

Gestión del almacén

La gestión del almacén implica el almacenamiento de productos o mercancías y la gestión de existencias. Esta área cumple con varias funciones, como mantener unos niveles mínimos de stock, tener unas existencias de reserva o permitir la clasificación y transformación de los productos (como la decantación o el packing) antes de su posterior procesamiento.

Gestión del inventario

Esta área se centra en optimizar la gestión del almacén y se encarga de tareas como la planificación de la demanda (¿cómo evolucionará?) y la planificación del inventario (¿qué stock se necesita?). El objetivo de la gestión de la cadena de suministro es reducir los niveles de inventario de toda la cadena de suministro y a la vez asegurar la disponibilidad inmediata de los productos En resumen, se trata de mantener unos niveles de inventario óptimos en todo momento.

Transporte

La gestión del transporte de mercancías entre destinos y la elección del tipo de transporte adecuado influye enormemente en los plazos de entrega, los costes y la satisfacción del cliente.

Previsión de la demanda

La previsión de la demanda usa los datos históricos para determinar futuras tendencias en la demanda de los clientes. Estas predicciones ofrecen una base sólida sobre la que planificar la adquisición, producción, almacenamiento y transporte de mercancías, ayudando así a mejorar la gestión de la cadena de suministro.

Atención al cliente

La atención al cliente tiene mucha importancia en la gestión de la cadena de suministro. Los plazos de entrega rápidos y fiables, la alta calidad de la entrega y las respuestas rápidas a las consultas del cliente son solo algunos de los factores clave que mejoran la satisfacción y fidelidad del cliente.

Objetivos y beneficios de la gestión de la cadena de suministro

Hola Doxi, ¿cuáles son los objetivos y ventajas de la gestión de la cadena de suministro?

Una buena gestión de la cadena de suministro no solo mejora el rendimiento de toda la cadena de suministro, sino que también aumenta tu eficiencia y aporta valor al cliente. ¿Cuáles son sus beneficios concretos?

Mejora de la eficiencia

Gracias a la SCM, puedes optimizar los procesos internos e interempresariales y mejorar la colaboración con tus partners de ventas. El resultado: una cadena de suministro fluida, con plazos cortos y una relación coste-beneficio óptima.

Seguridad

La SCM te permite dirigir una red de suministro fluida y fiable, así como mitigar los riesgos de suministro. También te garantiza el cumplimiento de las normas y regulaciones pertinentes.

Costes reducidos

Reduce los excedentes y los costes de almacenamiento, optimiza el uso de tus recursos y equilibra la producción con la demanda. La SCM te ayuda con todo esto y más para reducir tus costes a largo plazo. A cambio, puedes ofrecer a tus clientes unos precios competitivos sin mermar tus beneficios.

Mejor selección de proveedores

La SCM te permite seleccionar los proveedores con las mejores condiciones y garantizar una alta calidad y fiabilidad en las entregas, así como una buena relación precio-rendimiento.

Satisfacción del cliente

Una buena SCM aborda las necesidades y requisitos de tus clientes. Lo ideal es que el cliente reciba el mejor producto posible a un precio competitivo, despertando su interés por la marca y creando una fidelidad duradera.

Sostenibilidad

La vista integral de tu cadena de suministro y la transparencia en el origen, uso y desecho de tus productos te abre caminos para mejorar tus niveles de sostenibilidad y conciencia medioambiental, a través, por ejemplo, de la reducción de los residuos y las emisiones, el cambio a energías renovables o el uso de materiales más sostenibles (como reciclados o biodegradables).

Componentes clave de una buena gestión de la cadena de suministro

Una buena gestión de la cadena de suministro se basa en la colaboración global y el intercambio de la información proactivo entre los partners a lo largo de toda la cadena de suministro, desde la transparencia en la información sobre la evolución de los precios o los plazos de entrega previstos, hasta un feedback periódico y mucho más. Para que funcione, no solo es necesario un alto nivel de confianza, sino también unas directrices comunes y vinculantes con normas y responsabilidades claras. A la larga, todas las partes se benefician de la transferencia de know-how.

Para simplificar el intercambio de información, necesitarás las herramientas adecuadas, como un sistema de planificación de recursos empresariales (ERP) o un sistema de gestión del contenido empresarial (ECM), para gestionar todos los documentos asociados con la gestión de la cadena de suministro. Estos potentes sistemas son capaces de comunicarse entre ellos y recopilar datos pertinentes de forma continua.

¿Cómo es un proceso típico de gestión de la cadena de suministro?

Planificar, comprar, fabricar, entregar: este sería el mejor resumen de lo que implica un proceso de gestión de la cadena de suministro. Pero, en detalle, es algo así:

  1. Planificación: El primer paso es planificar la cadena de suministro. Eliges los proveedores adecuados e identificas los materiales que necesitas.
  2. Adquisición: En esta etapa, encargas todas las materias primas, componentes y otros elementos necesarios para tus procesos de producción.
  3. Producción: La producción es el paso en el que se fabrican los productos y se montan los componentes.
  4. Almacenamiento: Los productos intermedios y finales que produces se tienen que almacenar hasta el procesamiento posterior o la entrega al cliente final. El control de inventario continuo también es un elemento fundamental de esta fase.
  5. Distribución: Ahora, los productos finalizados tienen que distribuirse a los comerciales y a los clientes finales.
  6. Gestión de las devoluciones: Una vez que se ha enviado y entregado el producto al cliente, los esfuerzos se centran en controlar y procesar las devoluciones.
  7. Atención al cliente: Un servicio al cliente especializado es el último punto de la gestión de la cadena de suministro, pero sin duda no es el menos importante. Durante la cadena de suministro, respondes a consultas del cliente, le aconsejas sobre los productos que ofreces y le proporcionas información transparente sobre el estado de su pedido, entre otros.

Información y documentos en la cadena de suministro

Junto con la planificación y gestión del flujo de productos, la otra área clave de la gestión de la cadena de suministro es la gestión de los flujos de información. Se generan cantidades inmensas de información y documentos durante la cadena de suministro, entre los que encontramos:

Datos de pedido

Los datos de pedido se crean cada vez que recibes un pedido de cliente o realizas un pedido a un proveedor. Normalmente, son documentos de requisición y confirmación de pedidos.

Datos de proveedor

Colaborar con los proveedores implica mantener gran cantidad de información específica del partner, como los contratos de proveedor, que definen las condiciones de la colaboración, o sus certificados, que te permiten verificar si cumplen con todos los estándares y requisitos pertinentes.

Facturas

A lo largo de la cadena de suministro se generan y se reciben varias facturas, entre ellas, facturas de adquisición, de transporte, de derechos aduaneros y de comercialización.

Listas de inventario

Documentas en listas de inventario todos los productos almacenados y controlas los niveles de stock.

Documentos de transporte

Las cartas de porte CMR, las notas de entrega y la documentación aduanera son solo algunos de los documentos involucrados en el transporte de productos.

¿Qué importancia tiene la gestión documental en la cadena de suministro?

Dado el inmenso volumen de información y documentos generado durante la cadena de suministro y compartido con todas las partes implicadas, es imprescindible gestionarlo de forma transparente y exhaustiva. Una plataforma ECM como Doxis unifica toda la información en un solo lugar y te da fácil acceso a todos los datos que necesitas para la gestión integral de tu cadena de suministro.

Gracias al uso de una solución ECM, tu gestión de la cadena de suministro se puede beneficiar en casos como:

  • la incorporación y la gestión de proveedores,
  • la gestión de pedidos,
  • el procesamiento de facturas,
  • el cumplimiento normativo, y
  • el análisis de datos.

No solo esto, sino que un sistema ECM simplifica la integración B2B y facilita la colaboración entre proveedores, partners y clientes a lo largo de toda la cadena de suministro. Puedes intercambiar información en tiempo real y automatizar procesos empresariales importantes. Por ejemplo, el software te recuerda automáticamente si el certificado de un proveedor está a punto de vencer y transfiere la información actualizada directamente al sistema una vez que el proveedor sube el nuevo certificado al workspace compartido.

Libera todo el potencial de la Industria 5.0 para el sector manufacturero

Qué es lo que importa hoy en día a los líderes del sector manufacturero

Por qué vale la pena modernizar tu gestión de la cadena de suministro

Las cadenas de suministro son cada vez más complejas y globales, y algunos hechos recientes han evidenciado su vulnerabilidad. Un ejemplo de ello es la crisis provocada por la COVID-19, que causó problemas y retrasos a gran escala. Uno de los objetivos de la gestión moderna de la cadena de suministro es el de remodelar las cadenas de suministro para hacerlas más robustas, ágiles y resilientes frente a las crisis.

La transformación digital de tu empresa es un paso importante hacia la modernización y encierra una de las claves para el éxito: la transparencia. Te beneficias de datos fiables entregados en tiempo real que te ayudarán a tomar decisiones más inteligentes y te permitirán responder más rápidamente a los cambios.

Hoy en día, puedes elegir entre diferentes soluciones tecnológicas prometedoras que te ayudarán a afrontar estos retos y optimizar la gestión de tu cadena de suministro. Algunas de las principales tendencias son:

  • El Internet de las cosas (IoT): Los sensores del IoT capturan información en tiempo real y te ayudan a monitorizar la cadena de suministro. Entre otros, detectan cuellos de botella en etapas tempranas, lo que te da más flexibilidad para actuar en consecuencia.
  • La inteligencia artificial (IA): Los sistemas de IA te ayudan con la toma de decisiones complejas y la optimización de procesos automatizados, además de ofrecer apoyo con la previsión de la demanda y el análisis de riesgos, entre otros.
  • La cadena de bloques: La tecnología de la cadena de bloques (blockchain) te permite hacer un seguimiento transparente y en tiempo real del estado de las entregas de los productos y garantizar así que todas las partes implicadas cuentan siempre con la información actualizada.

Si quieres mantener tu competitividad, adaptarte a los requisitos cambiantes del mundo empresarial y optimizar tu cadena de suministro para todos los stakeholders, es imprescindible que cuentes con una gestión digital de la cadena de suministro.

Preguntas frecuentes sobre la gestión de la cadena de suministro

¿Qué se entiende por gestión de la cadena de suministro?
La gestión de la cadena de suministro (SCM), es la planificación, gestión y optimización integral de todas las actividades de la cadena de suministro, desde la adquisición de materias primas a la entrega del producto al cliente final. Implica tareas como la gestión de proveedores, la logística, la gestión del almacén y del inventario, el transporte y la atención al cliente.
¿Cuál es la diferencia entre la logística y la gestión de la cadena de suministro?
La logística es solo una parte de la gestión de la cadena de suministro, e implica la gestión y coordinación del flujo de productos e información dentro de la empresa. La gestión de la cadena de suministro, por otro lado, es un concepto que abarca todas las actividades, procesos y partes implicadas de la cadena de suministro y se encarga de coordinar de forma óptima todos estos elementos.
¿La adquisición es una parte de la cadena de suministro?
La gestión de la cadena de suministro garantiza que hagas llegar a tus clientes los productos o mercancías que necesitan a través de las rutas más económicas. Esto aumenta la eficacia y la eficiencia de tu cadena de suministro, promueve la sostenibilidad y, por lo tanto, mejora tanto la satisfacción del cliente como la relación entre coste y beneficio.

Logística

Volver