SER Blog  Innovación y Tecnología

Logística 4.0: ¿aún relevante o ya obsoleta?

Cuando hablamos de la logística del futuro, algunas de las imágenes que a mucha gente se le vienen a la cabeza son, por ejemplo, drones surcando el cielo con paquetes o furgonetas que se cargan solas y realizan entregas sin necesidad de que nadie las conduzca. Sin embargo, detrás de la transformación digital hay mucho más. Analicemos con detenimiento la Logística 4.0 para entender mejor los distintos desarrollos que se van produciendo. ¿Qué quiere decir todo esto? ¿Cuáles son los objetivos de la cuarta revolución de la logística y en qué tecnologías se basa? A continuación ofreceremos un resumen sobre la Logística 4.0.

¿Qué es la Logística 4.0?

El término Logística 4.0 surge de la cuarta revolución industrial. Por un lado, aparece como respuesta al impacto generado por la Industria 4.0. Por otro, ayuda de forma proactiva a dar forma a esta.

La Logística 4.0 se centra en la automatización y la digitalización del transporte, el almacenamiento, el suministro y la distribución de bienes, personas e información. Se trata de crear una red de conexiones de procesos logísticos externos e internos y de cadenas de valor y coordinarlos mediante soluciones, tecnologías y conceptos innovadores.

Desarrollos dentro de la Industria 4.0

La Industria 4.0 hace referencia a la cuarta revolución industrial. Tras la mecanización, la producción masiva y la automatización asistida por ordenador, esta etapa se caracteriza, desde hace más de diez años, por la transformación digital y la conectividad a través de Internet.

Por otra parte, han surgido tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA) y la realidad virtual que, junto con la comunicación entre máquinas, contribuyen a dar cada vez más protagonismo a la colaboración entre humanos y máquinas para dar lugar a lo que a menudo se denomina «Industria 5.0».

La Industria 4.0 está directamente relacionada con la Logística 4.0

Estos conceptos no hacen referencia a revoluciones independientes, sino que están estrechamente vinculados entre sí. Sin una logística moderna y adaptada, la transformación de la industria resultaría poco plausible o incluso imposible. Por tanto, la evolución dentro de este campo sienta las bases para llevar a cabo el proceso de digitalización en otras áreas de la compañía.

Esto se puede ver claramente en campos como la internacionalización, puesto que el comercio internacional requiere una logística que contemple el transporte óptimo de bienes y productos entre países mediante el uso de cartas de porte electrónicas y tecnologías de comunicación móvil, por ejemplo. Conceptos como la adquisición just-in-time y la gestión integral de la cadena de suministro solo cobran sentido si se dispone de unos conocimientos especializados en logística. De esta forma, es fundamental que tanto esta como los procesos de producción modernos estén estrechamente relacionados entre sí para superar con éxito los desafíos que presenta la industria actual.

Objetivos y beneficios de la Logística 4.0

La Logística 4.0 tiene cuatro objetivos principales: la creación de redes, la descentralización, la capacidad de actuación en tiempo real y la priorización del servicio al cliente:

Creación de redes: contar con unas buenas redes garantiza un nivel de transparencia y colaboración más elevado dentro de la cadena de suministro. Además, hacerlo a nivel internacional brinda la oportunidad de mejorar el alcance de las negociaciones y el acceso a los recursos, así como de introducirse en nuevos mercados.

Descentralización: el control descentralizado de los procesos logísticos incrementa la flexibilidad. En lugar de disponer de una cadena de valor rígida, lo mejor es optar por redes inteligentes que ofrezcan una mayor flexibilidad y resiliencia para adaptarse a los cambios.

Capacidad de actuación en tiempo real: la creación de redes permite controlar, monitorizar y mejorar continuamente los procesos en tiempo real. Para ello, es importante asegurarse de contar con datos de buena calidad y de estructurar la información correctamente.

Priorización del servicio al cliente: la Logística 4.0 tiene muy en cuenta las necesidades de los clientes. El principal objetivo tiene que ver con entregar el producto correcto, en la cantidad y con la calidad apropiadas, en el momento oportuno, el lugar preciso y al precio adecuado. Los servicios y productos personalizados deben ganarse el favor de los clientes y cumplir con su cometido dentro de la empresa.

Dicho de otra forma, el fin último consiste en incrementar la eficacia y la eficiencia de la logística con ayuda de una gestión digital integral de la cadena de suministro.

Ejemplos de tecnologías relacionadas con la Logística 4.0

Las principales tecnologías relacionadas con la logística de última generación incluyen procesos y objetos interconectados que se controlan y organizan de forma autónoma. Además, es necesario disponer de una plataforma adecuada para los datos logísticos capaz de gestionar y analizar grandes cantidades de información para conseguir que sea utilizable.

Internet of Things

El término «Internet of Things» engloba diversas tecnologías que conectan los objetos físicos y los virtuales. Entre ellas se encuentran, por ejemplo, las siguientes:

  • RFID (identificación por radiofrecuencia): la RFID permite intercambiar información a través de ondas de radio, lo cual resulta más rápido que utilizar códigos de barras. En logística, esta tecnología se usa para identificar, localizar y rastrear bienes durante las operaciones de almacén, entre otras cosas. Los sensores de RFID se acoplan a los palés y registran datos importantes, como la fecha de caducidad o el origen y el destino de los productos.
  • Sensores: gracias a ellos, es posible recopilar datos adicionales de forma automática. Los sistemas de medida de volumen se encargan de medir los paquetes que pasan por el sistema de transporte a fin de utilizar el espacio de carga de forma óptima y calcular de forma precisa la capacidad necesaria para trasladar los productos. También existen sensores que se encargan de controlar la temperatura, la humedad y la intensidad de la luz dentro del almacén, o incluso el estado de los bienes durante los desplazamientos.
  • Comunicación entre máquinas: se trata de la comunicación automatizada entre dispositivos (máquinas, vehículos, contenedores, etc.) para intercambiar datos en tiempo real, como la ubicación actual de los productos y los medios de transporte. Esto promueve la producción just-in-time y permite dar respuesta rápidamente a distintos tipos de incidencias, como los retrasos en los envíos o los daños ocasionados a la mercancía.
  • Inteligencia Artificial: la IA va un paso más allá, ya que se encarga de que los dispositivos adquieran conocimientos que les permitan tomar decisiones por sí mismos. De esta forma, esta tecnología es capaz de determinar de forma autónoma cuál es la mejor ruta para transportar los productos o de planificar pedidos a partir de datos sobre valores históricos y previsiones. Además, respalda el mantenimiento predictivo y pone en marcha tareas de mantenimiento de forma proactiva para garantizar unos estándares de calidad elevados y evitar la aparición de fallos.
  • Computación en la nube: la computación en la nube se encarga de llevar las soluciones de IoT de los dispositivos a la nube. De esta forma, es posible ver y procesar la información en cualquier momento y desde cualquier lugar mediante el uso de un software basado en la nube.

Caso de uso: el dron inventAIRy® X permite registrar inventarios de forma automática en almacenes con palés organizados en estanterías. Gracias a sus cámaras y sensores, el robot volador autónomo no solo registra niveles de inventario, sino también temperaturas, condiciones del embalaje, posibles daños y más. Por si esto fuera poco, puede incluso localizar objetos perdidos.

Sistemas ciberfísicos (CPS)

Los sistemas ciberfísicos (CPS) están estrechamente relacionados con el concepto del IoT. En este caso, la tecnología se encarga de construir y controlar sistemas e infraestructuras complejos a través de softwares de red, tecnologías de información modernas y componentes mecánicos. Estos últimos se coordinan entre sí para actuar de forma autónoma. Los sensores IoT son, por así decirlo, los ojos de los CPS.

Los sistemas ciberfísicos se utilizan en logística para, entre otras cosas, monitorizar el flujo de productos en la intralogística, gestionar inventarios, llevar a cabo el mantenimiento de las máquinas de forma automática y controlar los vehículos autónomos.

Caso de uso: con ayuda de tecnologías como el dron inventAIRy® X, es posible desarrollar sistemas robóticos voladores autónomos que hagan inventario de forma independiente. Los sistemas de transporte guiados de forma automática (AGV) también se encuentran entre los CPS que están modelando la Logística 4.0 dentro del transporte. Se trata de sistemas de transporte de suelo que se encargan de traslado intralogístico de productos. Un ejemplo es el «MultiShuttle Move», que se desplaza libremente por la zona de almacenamiento mediante el uso de tecnología de navegación de vanguardia para ayudar con las operaciones de almacenaje y recuperación de contenedores estándar. Otra solución AGV es la «Rack Racer», una lanzadera que se desplaza por las estanterías tanto en vertical como en horizontal.

Gemelos digitales

Un gemelo digital es una réplica virtual de un objeto real. En logística, este término hace referencia a una copia de la cadena de suministro original creada a partir de datos registrados en tiempo real. De esta forma, refleja de forma precisa las condiciones y el comportamiento de los objetos físicos y los procedimientos. La mejor manera de controlar la cadena de suministro real es hacerlo a través de visualizaciones, análisis, predicciones y simulaciones.

Caso de uso: en el 2019, la Autoridad del Puerto de Róterdam envió el «Container 42» a realizar un recorrido de dos años de duración por todo el mundo para recopilar datos y utilizarlos para crear un gemelo digital del puerto. El contenedor estaba equipado con tecnologías de medida y sensores modernos que ofrecían datos en tiempo real acerca de las condiciones del transporte, como las infraestructuras, el agua y el aire. Asimismo, el puerto aprovechó estos hallazgos para desarrollar sistemas con naves autónomas.

Libera todo el potencial de la Industria 5.0 para el sector manufacturero

Qué es lo que importa hoy en día a los líderes del sector manufacturero

Leer ahora

Sistema de gestión del contenido empresarial (ECM)

Para procesar los inmensos volúmenes de información que gestionan muchas empresas, es necesario estandarizar la gestión de la información. Los sistemas de gestión del contenido empresarial (ECM) ayudan a que las compañías puedan administrar, estructurar y evaluar sus datos y documentos de forma eficiente para evitar la existencia de datos ocultos. Además, respaldan la automatización de los procesos empresariales y simplifican la colaboración entre distintos departamentos y ubicaciones.

En logística, los sistemas ECM se utilizan para minimizar el uso de papel en los procesos y, en su lugar, implementar una gestión digital integral de la cadena de suministro. Dada la gran importancia de los datos dentro de la Logística 4.0, protegerlos se ha convertido en una tarea crucial. Una solución de ECM moderna ayuda a garantizar la seguridad de la información de la empresa.

Caso de uso: con ayuda del sistema de ECM Doxis, que cumple con el RGPD, es posible garantizar un flujo de información rápido y transparente que permita, por ejemplo, informar a los clientes sobre el estado de sus envíos en cualquier momento. La plataforma basada en IA extrae automáticamente los datos relevantes de los documentos del envío, los archiva en una ubicación centralizada y segura que cumple con los requisitos legislativos e inicia workflows individuales para acelerar los procedimientos empresariales logísticos.

¿Qué cambios traerá la Logística 5.0?

Mientras que la Logística 4.0 se centra en la creación de redes y la comunicación entre máquinas, la Logística 5.0 vuelve a poner el foco en las personas. Las tecnologías como la IA no están pensadas para reemplazar el trabajo de los seres humanos, ya que no es posible fiarse por completo de las máquinas. En lugar de ello, su objetivo es desarrollar métodos que permitan el trabajo conjunto de máquinas y personas.

Esta colaboración simbólica permitiría aprovechar las fortalezas de ambas partes. Las máquinas automatizan los procesos recurrentes y calculan y analizan grandes cantidades de datos, mientras que las personas se encargan de interpretar los resultados y desarrollar soluciones creativas.

Otros aspectos, como la sostenibilidad y la resiliencia, también desempeñan un papel importante. Tecnologías como los vehículos autónomos, la planificación de rutas eficientes, el análisis de datos en tiempo real o el uso de la cadena de bloques promueven la creación de procesos logísticos más eficientes capaces de satisfacer las necesidades de la sociedad y del medioambiente.

Preguntas frecuentes sobre la Logística 4.0

¿Qué tecnologías se utilizan en la Logística 4.0?
Las principales tecnologías que incluye la Logística 4.0 son el IoT y los sistemas ciberfísicos (CPS), que conectan objetos y máquinas entre sí. Los robots, como los vehículos de transporte guiados de forma autónoma, se encargan de tareas repetitivas como el embalaje de productos, mientras que la IA se ocupa de la automatización de procesos y presta ayuda en tareas como la planificación de rutas. Por último, también son importantes las tecnologías de gestión de la información y análisis de los datos.
¿Qué es la digitalización en logística?
En logística, la digitalización hace referencia a los procedimientos concretos de digitalizar y optimizar los procesos de gestión de la cadena de suministro. Esto permite la creación de redes integrales y mejora la transparencia de los procesos. Además, limita el uso de papel mediante el mapeo de todo el flujo de información a través de plataformas digitales.
¿Qué depara el futuro de la logística?
La logística del futuro se caracterizará por tecnologías como el IoT, la IA y la robótica. Sin embargo, estas no están pensadas para sustituir a las personas. En lugar de ello, lo que se busca es una colaboración simbiótica entre humanos y máquinas que permita aprovechar las fortalezas de ambas partes.
¿Cuáles son las tendencias actuales dentro de la logística?
Además de la digitalización, la más obvia, actualmente se observa una tendencia hacia el desarrollo de procesos más sostenibles a través de, por ejemplo, energías alternativas. Por otro lado, se tratará de crear redes más flexibles y resilientes que generen más valor y permitan responder más rápidamente a posibles sucesos como pandemias, guerras o desastres naturales.

LogísticaDMS

Volver